Sitio de la Asociación de Universidades Grupo Montevideo

Foto: UCUR/Udelar
Foto: UCUR/Udelar

Mesa redonda sobre la situación y perspectivas de la Educación Superior en América Latina

Este 6 de setiembre en Montevideo, Uruguay. Organizó ENLACES

Este viernes seis de septiembre se llevó a cabo en la Universidad de la República (Udelar, Uruguay) la mesa redonda “Situación y Perspectivas de la Educación Superior en América Latina”, actividad organizada por el Espacio Latinoamericano y Caribeño de Educación Superior (ENLACES) con el apoyo de la  Asociación de Universidades Grupo Montevideo (AUGM), la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe (UDUAL), la Confederación de los Trabajadores de las Universidades de las Américas (CONTUA), la Organización Continental Latinoamericana y Caribeña de Estudiantes (OCLAE), el Consejo Interuniversitario Nacional de Argentina (CIN) y  la Associação Nacional dos Dirigentes das Instituições Federais de Ensino Superior no Brasil (ANDIFES).

En este espacio, los representantes de las diferentes instituciones evidenciaron los problemas y ataques que está sufriendo la Universidad Pública a nivel del continentes.

La actividad fue presidida por Álvaro Rico, presidente del Servicio de Relaciones Internacionales de la Udelar, y abrió con la participación de Juan Carlos Del Bello, rector de la Universidad Nacional de Rio Negro y representante del CIN, quien se refirió a la situación de las universidad en Argentina, caracterizada por una caída de la inversión en investigación y de los salarios docentes y no docentes

También enfatizó en que si bien mejoró el ingreso de estudiantes pertenecientes al quintil más empobrecido, que representan hoy un 20% de los inscritos, también son los que presentan una mayor tasa de deserción y menor índice de egreso. Esto se debe, dijo, a que las becas “son muy pobres”, la más bajas de la región. 

Le siguió en la intervención Bianca Borges, integrante de la Unión Nacional de Estudiantes de Brasil, quien denunció al momento de su participación en la mesa que en Brasil se estaba implementando una medida provisoria que significa una ataque “directo” a una de las conquistas más importantes de las entidades estudiantiles en brasil: la media entrada, política por la cual los estudiantes de cualquier nivel educativo en ese país tienen derecho a pagar la mitad por eventos o actividades  culturales.

También denunció fuertemente los recortes presupuestales impuestos a las Universidades Públicas y las limitaciones fijadas a las bolsas de integración, que afectan la permanencia de los sectores más empobrecidos que ingresan a la Educación Superior. En este sentido, además de enfatizar en las acciones violatorias a la autonomía universitaria en su país, manifestó que el gobierno de Jair Bolsonaro está entregando la Educación Superior a la iniciativa privada

En esa línea también se manifestó Henning Jensen, rector de la Universidad de Costa Rica y Presidente de la UDUAL. Explicó que la Asamblea Legislativa de su país definió un recorte de 20 millones de dólares sobre su Universidad de forma unilateral y está siguiendo las recomendaciones de la OCDE respecto a la política en Educación Superior, donde se señala la autonomía como principal obstáculo para el crecimiento

Jensen explicó que esta forma de proceder se debe a que la Universidad de Costa Rica es una institución que ofrece servicios científicos – tecnológicos “muy rentables” al Estado y que podrían serlo aún más en el ámbito privado. El Rector vislumbra que este tipo de ataques se están reproduciendo con sus especificidades a lo largo del continente y expresó la necesidad de “desarrollar un discurso continental y una solidaridad continental” para hacer frente a la situación.   

El siguiente en hacer uso de la palabra fue Gerónimo Laviosa, réctor de la Universidad Nacional del Este de Paraguay y presidente de la AUGM. Laviosa comenzó expresando la preocupación y ocupación que el Grupo Montevideo mantiene sobre la situación de las Universidades Públicas del continente, en la medida en que es una red de universidades autónomas y autogobernadas que se autofinancia en su funcionamiento. 

Laviosa también coincidió con Jensen en la necesidad de desarrollar una respuesta común y a nivel Latinoamericano ante los embates que están sufriendo las Universidades Públicas, y enfatizó en que se trata de procederes pensados. Respecto a su país, Laviosa se refirió al recorte del 20% en su presupuesto que las instituciones públicas de Educación Superior sufrirán el próximo año y las intensas negociaciones que están llevando a cabo con el Gobierno de Paraguay. 

De la mesa también participaron, en el final, Mauro Conti, representante de la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU) y Marcelo Distefano, secretario ejecutivo de la Confederación de los Trabajadores de las Universidades de las Américas (CONTUA).