Sitio de la Asociación de Universidades Grupo Montevideo

Un espacio académico común, regional

De cooperación científica,

tecnológica, educativa y cultural

Foto: Comunicación AUGM
Foto: Comunicación AUGM

Declaración Extensión 17: Educación como un bien social y un derecho humano fundamental

Documento producido en el III Congreso de Extensión Universitaria de AUGM en UNL

Más de 1500 participantes, entre docentes, investigadores, graduados, estudiantes, funcionarios universitarios, miembros de organizaciones de la sociedad civil y representantes de gobiernos, configuraron el III Congreso de Extensión Universitaria de la Asociación de Universidades Grupo Montevideo (AUGM) que cerró el pasado nueve de setiembre en la Universidad Nacional del Litoral (UNL) y que reunió más de 600 trabajos académicos producidos en decenas de universidades del continente.

Este Congreso, fruto del trabajo consensuado de tres Comisiones Permanentes de AUGM (Extensión Universitaria, Medios y Comunicación y Producción Artística y Cultural), emitió una Declaración que apunta a enfatizar el trabajo de reflexión y diálogo que se desarrolló durante el evento y que se materializan en el documento “Trayectorias, conclusiones y balances del II Congreso de Extensión de AUGM”, una síntesis del trabajo realizado durante los tres días de este encuentro que llevó por lema “Democracia, derechos humanos e inclusión social. Camino a los 100 años de la Reforma Universitaria”.

Pero este congreso continental también formó parte de los homenajes de la Reforma Universitaria que en 2018 celebrará su centenario en conjunto con la concreción de la III Conferencia Regional de Educación Superior (CRES) a la que convoca el instituto de Educación Superior para América Latina y el Caribe de la UNESCO (IESALC UNESCO) junto a la Universidad Nacional de Córdoba. “La Reforma identificó para siempre a la extensión como parte de un programa político y ético, ineludible en los estatutos universitarios, imprescindible para una formación profesional integral, insoslayable para una Universidad comprometida con el desarrollo de la comunidad, del país y de esta vasta, diversa y compleja región llamada Latinoamérica”, expresa el documento.

En este contexto, además de continuar “bregando por una mayor institucionalización y reconocimiento académico de la extensión para mantener el  “compromiso de promover estrategias de integración de las funciones sustantivas de la universidad que redunden en una mayor calidad y pertinencia”, las CP del III Congreso de Extensión también se expresaron en 13 puntos sobre los “grandes desafíos” que aún quedan pendientes para consolidar “la extensión universitaria y el compromiso social” y seguir, así, “construyendo un mundo en paz y con justicia social en donde la dignidad de las personas no sea avasallada por ningún sector, en donde haya igualdad de oportunidades y se promueva la educación en y para los derechos humanos”.

En este sentido, declararon promover “enfáticamente la inclusión de amplios sectores sociales a los diferentes niveles del sistema educativo, por entender a la Educación como un bien social y un derecho humano fundamental que el Estado debe garantizar de manera indelegable”. El documento también apunta a “propender, desde las prácticas universitarias, a consolidar y profundizar la democracia en la región, velando por la inclusión y la cohesión social y resguardando el pleno ejercicio de los derechos humanos, civiles, políticos y económicos. En particular, se hace una mención especial sobre la garantía de derechos de los pueblos originarios y el desarrollo de la interculturalidad”.

En su tercer punto, la Declaración apunta a resignificar la Reforma del 18 respecto a la “función social de la universidad en términos de compromiso social; de democratización y apropiación social de los conocimientos; de generación y evaluación de las políticas públicas; del desarrollo de la cultura; la reproducción social de principios y valores y la formación de ciudadanos críticos y comprometidos socialmente”.

Los dos documentos que reúnen los insumos y aportes construidos en esta instancia desde la reflexión y el diálogo entre las universidades de la región y el continente con la sociedad civil, serán remitidos a la CRES 2018, las universidades miembro de AUGM, el Espacio Latinoamericano y Caribeño de Educación Superior (ENLACES) y el Consejo Superior Universitario Centroamericano (CSUCA).