Un espacio académico común, regional

De cooperación científica,

tecnológica, educativa y cultural

Declaración del LXX Consejo de Rectores de AUGM

A 25 años de la fundación de la AUGM, a casi 100 años de la Reforma iniciada en Córdoba y ad portas de la próxima …

A 25 años de la fundación de la AUGM, a casi 100 años de la Reforma iniciada en Córdoba y ad portas de la próxima Conferencia Regional de Educación Superior en América Latina y el Caribe, las universidades públicas estatales, en un nuevo contexto, tenemos la oportunidad y la obligación de repensar la educación superior (ES) regional con proyección global y contribuir significativamente con las transformaciones sociales y productivas superadoras de las desigualdades y las asimetrías que caracterizan a la región.

Las universidades públicas debemos ser propulsoras de transformaciones de nuestro continente y como declaró AUGM hacia la CRES 2008 debemos impulsar decididamente nuestra propia transformación. Es primordial lograr el objetivo de una educación pública de calidad con pertinencia, equidad y de amplio acceso.

En el último cuarto de siglo la AUGM, consustanciada con sus orígenes, fundamentos y finalidad, propició el desarrollo de un espacio académico común ampliado, siendo claves para ello la integración regional y la cooperación horizontal y solidaria; generado un importante y creciente impacto como red muy activa en términos de cooperación multilateral de Latinoamérica.

El valor regional e internacional de AUGM se mide en sus logros, producto de un trabajo académico real y  sistemático; tanto como  –la no menos importante– política permanente en defensa de la ES pública estatal como un bien público social, derecho humano y universal y cuyo financiamiento es responsabilidad de los gobiernos.

Propugnamos que la ES -en tanto bien público y social- no es objeto mercantil y nos oponemos en forma terminante a la inclusión de la ES en acuerdos de libre comercio.

Alertamos de las acciones de los sectores financieros y la responsabilidad proactiva o la prescindencia irresponsable de los Estados y sus gobiernos; profundizando la mercantilización y privatización (se estima la existencia de un mercado que moviliza centenas de miles de millones de dólares); poniendo en cuestión: la generalización de la enseñanza avanzada, la equidad, la calidad con pertinencia, la capacidad de transformación de los modelos de desarrollo y en definitiva el desarrollo humano sustentable en las regiones con alto grado de dependencia.

Como expansión de la experiencia de la AUGM, hacia el encuentro y articulación de otras experiencias de alto valor en América Latina y el Caribe y con la decisión política de su construcción; propiciamos desde una década atrás el avance y consolidación de la integración de la ES en América Latina y el Caribe, esto es el Espacio Latinoamericano y Caribeño de Educación Superior (ENLACES); tarea que debe permanecer como encargo estratégico para la ES de la región.

Debe impulsarse la articulación con sistemas universitarios de otras regiones del planeta, en particular reforzando el vínculo Sur–Sur: generando cooperación académica conducente a elevar los niveles de desarrollo social y productivo de los menos desarrollados, tanto como ejercer un frente común que contrarreste las pretensiones de los países dominantes a escala mundial. La cooperación interregional con redes homólogas es un desafío imperioso.

El legado del Movimiento Reformista de 1918 es lineamiento de la acción y del discurso que mantiene vigencia y permanece como bandera de las universidades y los universitarios latinoamericanos: gobierno compartido, gratuidad, acceso universal, libertad académica, compromiso con los procesos de formación amplia de los estudiantes y su relación con problemas nacionales, convirtiendo a la Universidad en uno de los pilares democráticos de las naciones. Estas conquistas que vertebraron el ideario latinoamericano de universidad, están en permanente debate y en consecuencia mantienen actualidad.

Aproximándose a la Conferencia de 2018 resulta imprescindible evaluar los logros operados en relación con los planes de acción emanados de las Conferencias Regionales y Mundiales, en particular de la CRES 2008; que se ha hecho y que no se ha hecho, así como acordar una agenda actualizada construida colectivamente y en amplia consulta con la región, sobre los temas gravitantes y definitorios de la ES en América Latina y Caribe, tanto como llevar a cabo estudios y análisis rigurosos que sustenten el debate del rol de la universidad en nuevos contextos; teniendo en consideración las similitudes y diferencias que poseemos y en fin la diversidad que caracteriza a los componentes, en el marco de un proyecto político común.

La III Conferencia Regional de Educación Superior en América Latina y Caribe de 2018, debe asumirse como un foro privilegiado para pensar el futuro.

Ver DECLARACIÓN COMPLETA

 

Notas relacionadas:

Asunción de nuevas autoridades de AUGM